Embarazo mes a mes: No hay embarazo sin trompazo…

Yolanda Velaz

Enfermera pediátrica y del trabajo con más de 15 años de experiencia.

El otro día hablaba con una amiga mía de este refrán que se cumple en gran parte de los casos.

Le comentaba que yo en mi primer embarazo por supuesto me caí en plena terminal T4 de Barajas, para cuando me quise dar cuenta tenía a 10 personas a mí alrededor diciéndome que había que llamar al médico. Yo les tranquilicé diciendo que no había sido nada me caí sentada y fue muy suave…

A veces es mejor no hablar porque basta que una hable para que suceda…El otro día estaba contentísima que ya me quedaba poco y esta vez no me había caído pero quizás me tenía que haber estado callada porque el Viernes sucedió lo que me temía.

No hay como no obedecer a tu marido para que todo salga mal. Murphy hizo de las suyas porque a mí siempre me pasa todo cuando estoy sola. Llevaba mi marido 2 semanas en casa pero todo pasó cuando no hacía ni 15 minutos que se había ido de viaje…Antes de irse no me dijo otra cosa “No cojas en brazos a la peque bajo ningún concepto” Yo muy obediente dije “Si cariño no te preocupes que no la cogeré”.

Quien me conoce ya sabe que yo obediente obediente…A veces no soy, y quizás soy demasiado burra y eso pasó.

Creo que mi marido no había llegado ni al aeropuerto de Pamplona cuando desperté a mi hija para llevarla a su actividad extraescolar, estaba totalmente dormida, no había forma de hacerla caminar y yo la cogí en brazos y además cogí los abrigos y el bolso…(Obediente total…)Conforme me incorporé con la niña oí un crujido en la rodilla espeluznante y para cuando me di cuenta estaba en el suelo, la rodilla izquierda me falló y la pierna se flexionó. Gracias a Dios me caí muy lentamente y de lado. Mi hija Leyre se quedó sentada en el suelo y yo me deslicé de lado y no me di en la tripa, pero el dolor que sentí en la rodilla fue horrible, me mareé y todo.

nadie-como-mama-caida-embarazo

Para verme por un agujerito…Yo intentando quitarle importancia para que mi hija no se asustara y por otro lado tumbándome en el sofá porque se me estaba nublando la vista y era consciente que de un momento a otro me iba a desmayar.

En ese momento vi mi vida pasar…Pensé que me había hecho la famosa triada, imagíname embarazada de 36 semanas y pico, sin poder mover la rodilla, me imaginé dando a luz y directamente a quirófano a operarme la rodilla.

Cuando conseguí llegar al coche sin apoyar la pierna por supuesto, agradecí tener un coche con cambio secuencial que no tiene embrague porque no hubiese podido salir de casa si hubiese tenido que utilizar la pierna izquierda.

nadie-como-mama-rodilla

Después de tres días desde el suceso puedo decirte que estoy más tranquila, parece que me he hecho algo en el menisco, el traumatólogo me verá otra vez dentro de una semana pero por ahora por la exploración parece clara una lesión de menisco. Ahora tengo una nueva compañera de viaje, mi muleta y como buena embarazada mi tratamiento es Paracetamol, hielo y… ¡¡¡Nada más!!!

Así que por un lado mi familia está encantada, porque no me puedo mover a ningún lado y estoy más tranquila que es lo que ya me habían pedido desde hace semanas…Pero en fin estoy como un gato enjaulado con muleta encima.

Para otra vez intentaré ser más obediente, de todo se aprende, pero te cuento esto para que te sirva como ejemplo.

No somos inmortales, somos humanas y cuando una está ya tan avanzada, debe tomarse las cosas con más tranquilidad y no ser tan burra como yo…Las últimas semanas tómate las cosas con tranquilidad y mide los esfuerzos que realizas que todo pasa factura y sino mírame a mi…

Besos y Feliz semana y disfruta de tu embarazo mes a mes.

LA AYUDA QUE NECESITAS EN EL POSTPARTO Y CRIANZA DE TU BEBÉ

El Método Vélaz, es un método de ayuda integral en el postparto, en el que encontrarás la respuesta a tus preocupaciones y la ayuda especializada que necesitas para disfrutar al 100% de la maternidad.

Deja un comentario

veinte − 9 =