foto portada con mascota

Mamá quiero una mascota…

Yolanda Velaz

Enfermera pediátrica y del trabajo con más de 15 años de experiencia.

¿Estás embarazada?

DESCUBRE LAS GUÍAS Y VIDEOS QUE HE CREADO PARA AYUDARTE en función del trimestre en el que te encuentres

Una mascota es la petición más habitual entre los peques de la casa, ya te lo conté hace tiempo en un post sobre los mejores regalos de reyes

Dicha petición no siempre es bien recibida por los miembros adultos.

Hoy quiero contarte mi situación, quizás te sientas identificada/o

Mi hija mayor repite esta frase una media de una vez a la semana, eso sí, si nos encontramos con un perro o gato, entonces la frecuencia se dispara.

Entiendo a mi hija más de lo que se piensa, me costó muchos años convencer a mis padres para tener un perrito…

Durante años intentaron evadir mi propuesta, lo sustituyeron por peces, luego galápagos, por último fue un conejito, hasta que por fin cuando casi era adolescente llegó el ansiado perro.

Esto parece un tópico pero no lo es, si no has tenido una mascota, y no me refiero sólo a un perro o gato, me refiero a cualquier mascota con la que hayas conseguido hacer un vínculo especial y compartir quizás momentos importantes en tu vida, que llevarás en el recuerdo siempre, no puedes saber cuánto se puede llegar a querer y a necesitar a ese nuevo miembro de la familia., si nunca lo has vivido.

 Una mascota…Un tesoro

una mascota es un tesoro

Mi primer perro se llamó Jai, el nombre venía de Jaiak que en euskera significa “fiesta” y nunca mejor dicho, él era una fiesta y yo estaba feliz de ver cómo mi sueño se hacía realidad.

No me voy a poner melodramática, porque aquel animal vino en el mejor momento, ya que nos ayudó a todos a sobrellevar un duro golpe que fue la pérdida de las gemelas. Mi madre estaba embarazada y cuando ya había salido de cuentas hubo un problema y fallecieron.

En aquel momento entendí lo importante que pueden llegar a ser. Jai ayudó mucho a mamá a no sentirse sola cuando todos nos íbamos de casa, regalando cariño sin pedir absolutamente nada a cambio. Ese es el gran regalo de tener una mascota.

El otro día una amiga mía se animó a dar el paso y me preguntó mi opinión sobre varios aspectos en los que tenía duda y hoy quiero compartirlo contigo:

  • Si tienes un Perro, cuídalo.

De la misma forma que tus hijos pasan revisiones es imprescindible su identificación, salud dental, cuidado de los ojos y oídos y las visitas al veterinario.

Mi amiga me miró como si le hablara en “Chino” a lo que le contesté: ¿Llevas a tus hijos a la revisión del Pediatra verdad? Pues es uno más de la familia.

 

  • Piensa en el tamaño (Que es importante) y en los cuidados…No es lo mismo un perro con mucho pelo y cuidados especiales que otro tipo de raza. Le aconsejé que echara un vistazo a varios sites y a una que otra Tienda de perros on line, como el Portal del Criador, donde puedes encontrar información sobre los cuidados de cada raza, tamaños y características, y así decidir con sus peques qué razas y tamaño les podía interesar.

 

Mi amiga alucinaba…Me reconoció que no había pensado en tantas cosas. Fuí muy sincera con ella…

Tener una Mascota es una responsabilidad

Diferente lógicamente a la de tener un hijo pero tienes que tener en cuenta, dónde lo vas a tener y qué es lo que necesita.

Creo que si todas las personas que deciden tener un perro o gato o una mascota que requiere cuidados más específicos que un pez por ejemplo, analizaran antes qué tipo de mascota les interesa, se reduciría la tasa de abandono que me parece vergonzoso.

mascota de raza collie

Mi primer perro fue un Collie, una Lassie para que me entiendas y lógicamente hay que ser conscientes de la necesidad de cepillado y la cantidad de pelo que suelta sino lo cepillas diariamente.

Mi segundo perro fue un Braco Alemán, muy diferente al primer Jai tanto físicamente como de carácter, pero cierro los ojos y le veo mirándome con esa ternura que tenía. Bruto no brutísimo, pero fiel y cariñoso como ninguno. Un perro con una energía descomunal que hay que cansarlo, caminar con él muchas horas al día…

Recuerdo que escribí un post en el que aparecía un Braco como él que me emocionó

El Invierno se acerca con Nicoli…

Hay que tener en cuenta estos aspectos, ser consciente del tiempo que se le va a dedicar y dónde va a vivir…

Mi amiga tras una reunión familiar decidieron que la raza sería un Pomerania, por lo que me contó, les gustó las características de esa raza y su carácter.

mascota raza pomerania

Sus hijos están felices y yo reconozco que en algún momento volveremos a tener un perro en casa…La muerte de nuestro segundo jai sigue muy presente, mi hija mayor era bien pequeñita y todavía me pregunta que dónde se ha ido.

Cuando le digo que está en el cielo y nos cuida desde allí me dice “Y ¿Por qué cuándo miro no le veo las patas?” Con lágrimas en los ojos no me queda otra que contestarle que está por encima de las nubes vigilando todo…

No olvides a que una mascota es un regalo, un nuevo miembro que será importante para todos, nunca una carga.

Espero haberte ayudado.

¿Estás embarazada?

DESCUBRE LAS GUÍAS Y VIDEOS QUE HE CREADO PARA AYUDARTE en función del trimestre en el que te encuentres

Deja un comentario