Listeriosis y Toxoplasmosis…todo lo que debes saber

En los consejos del primer trimestre vía podcast te hablé de la listeriosis y la toxoplasmosis.

Hoy quiero hablarte de ello, con recomendaciones que debes tener en cuenta si estás en el Primer trimestre de embarazo.

Toxoplasma

listeriosis y toxoplasmosis durante el embarazo

La toxoplasmosis es una infección ocasionada por un parásito que se llama Toxoplasma gondii.

Habitualmente es una infección leve, pero en el caso de embarazadas es peligroso ya que puede infectar la placenta y por consiguiente al bebé.

En la primera analítica mirarán si has padecido toxoplasmosis, si sale positivo no debes tener tanto cuidado ya que tienes anticuerpos porque en algún momento de tu vida te infectaste.

Al final cualquier proceso gastrointestinal que hayas padecido a lo largo de tu vida ha podido ser ocasionado por diferentes parásitos y uno puede ser el Toxoplasma gondii.

Yo tengo Toxoplasma positivo, pero debo reconocer que no es lo habitual, y menos en una persona alérgica a los gatos como es mi caso.

Pero es una ventaja ya que no tienes que tener tanto cuidado con la carne poco cocinada por ejemplo.

Quería comentarte una curiosidad…

La posibilidad de que tu bebé contraiga la infección aumenta conforme avanza tu embarazo.

Por ejemplo, si te infectas de Toxoplasma en el primer trimestre, el riesgo de que tu bebé se infecte es mucho menor que si lo contraes en el tercero donde la posibilidad de contagio aumenta a un 60% más o menos.

Pero es mucho más grave para tu bebé si te infectas durante el primer trimestre que durante el segundo o tercero.

¿Cómo puedo contraer el Toxoplasma?

  • Comiendo carne infectada poco cocinada o directamente cruda.
  • Comiendo Frutas o vegetales frescos contaminados.
  • Si bebes agua contaminada.
  • Si tocas tierra, arena de la caja de un gato y después te tocas la boca, la nariz o los ojos por ejemplo.
  • La enfermedad no se transmite de persona a persona, exceptuando el embarazo que la madre infectada puede transmitírselo al bebé.

¿Qué cuidados debo tener si tengo gato y estoy embarazada?

El parásito se reproduce en el intestino del gato.

Y un gato puede infectarse al comer carne poco cocinada o cazar alguna presa infectada, al beber agua contaminada o beber leche no pasteurizada.

  • Haz que otra persona limpie su caja de arena y la rutina de cambio deberá ser todos los días.

Los quistes no son infecciosos las primeras 24 horas después de haber sido excretados, con lo que si limpiamos y cambiamos la arena todos los días es perfecto.

Si vives sola y no tienes otra alternativa que hacer tú, utiliza guantes desechables, incluso mascarilla x si acaso al mover la arena se movilizan partículas.

  • Durante tu embarazo te recomiendo que seas muy estricta con la alimentación de tu gato, mejor que coma únicamente comida específica para gatos para evitar que se pueda contagiar.
  • Es recomendable que el  gato esté dentro de casa, para que no pueda cazar presas tipo ratones…
  • Lávate bien las manos después de jugar con tu gato y procura no interactuar con gatos callejeros durante el embarazo por seguridad.

Como ya te he adelantado en la primera analítica comprobarán si has padecido Toxoplasmosis o no antes del embarazo.

Te adelanto que el truco de congelar la carne a -21 grados durante 48 horas antes de cocinarla durante el embarazo va fenomenal pero eso no te exime de comerla bien cocinada.

También puedes limpiar los vegetales con soluciones específicas para ello.

Mi recomendación es que seas cuidadosa pero sin obsesiones.

Piensa que si te ha dado el Toxoplasma negativo es que en toda tu vida no te has contagiado, con lo que evita ningún riesgo y aliméntate teniendo especial cuidado con las cosas que te he indicado y no pasará absolutamente nada, pero no te obsesiones tampoco en exceso.

Listeriosis

listeriosis y toxoplasmosis en el embarazo

Es una infección producida por la bacteria Listeria Monocitogenes de transmisión alimentaria.

Esta bacteria se puede encontrar en distintos alimentos, sobre todo que se sirven crudos o sin recalentar.

Sus síntomas son parecidos a los de una gripe y además diarrea, molestias en la espalda, en el estómago…

¿Cómo podemos contagiarnos?

  • Comiendo carne poco cocinada.
  • Cuidado con los alimentos lácteos sin pasteurizar. (Cuidado con los quesos)
  • Frutas o verduras en contacto con heces de animales…

Recomendaciones

  • Mantener la temperatura de la nevera a menos de 5 grados, reduce el riesgo.
  • Calentar la comida muy bien, eliminará la bacteria.
  • La listeria puede crecer en temperaturas de refrigeración, por eso tampoco es recomendable que una embarazada coma alimentos cocinados que han estado tiempo tanto a temperatura ambiente como refrigerados.

Espero haberte ayudado con mis recomendaciones ante la listeriosis y la toxoplasmosis.

Un abrazo y feliz semana.

Descubre el Método Vélaz

El Método Vélaz, es un método de ayuda integral en el postparto, en el que encontrarás la respuesta a tus preocupaciones y la ayuda especializada que necesitas para disfrutar al 100% de la maternidad.

Deja un comentario

cinco × 4 =