Anécdotas de Lactancia materna y mi guerra personal con los enchufes…

Hoy quiero ponerle un poquito de humor al post y voy a contarte mis últimas odiseas relacionadas con la lactancia materna.

Me siento feliz de haber dado 6 meses de lactancia exclusiva a Valentina que ya tiene 7 meses con los que toma puré de verduras alternando carne blanca como el pollo y pavo y pescado blanco y sus frutas.

En éste último mes he acudido a varios eventos sin ella…He preferido dejarla en casita y me he llevado otro acompañante…El sacaleches.

El sacaleches es mi gran aliado con la Lactancia materna.

sacaleches para lactancia materna

Puedo decir abiertamente que he quemado un sacaleches pero por usarlo sin descanso, tanto con mi primera hija como con la segunda. Debo decir que a mí el sacaleches eléctrico por supuesto, no me parece un martirio, al contrario me ha facilitado mucho la vida.
Como mami emprendedora que soy, el sacaleches me permite tener reservas de leche materna congelada y mantener así la lactancia materna.

Hoy quiero contarte mi particular guerra con los enchufes…

Bueno he descubierto últimamente que la nueva moda de los arquitectos es no poner enchufes en los baños por seguridad…
No digo que no sea una buena idea, pero me ha dificultado considerablemente mi lactancia materna…

Primer problema: Sala de lactancia de la estación del AVE María Zambrano de Málaga…

sala de lactancia materna maria zambrano malaga
No es un secreto que no suelo viajar en AVE, gajes de vivir en una Ciudad que no lo tiene… pero el otro día lo hice por motivos profesionales…Llegué a la estación de Málaga con tiempo para sacarme leche, ya que era primera hora de la tarde y llevaba toda la mañana en un evento.
Primero tuve una grata sorpresa, El centro comercial tenía una preciosa sala de lactancia materna…Fantástico pensé, pero aquello no fue tan sencillo.
Pido desde aquí a todo el que haga una sala de lactancia materna que por favor añada enchufes, si si como lo oyes ENCHUFES.
Tuve que desatornillar (a mano) a lo Macgyber el microondas que encima estaba atornillado a una base que no me permitía espacio para sacar el enchufe…Al final haciendo el burro porque como buena Navarrica, soy un pelín cabezota (Por decirlo finamente) conseguí el hueco suficiente para destrozarme la mano pero pude enchufar el sacaleches…

La semana pasada tuve mi siguiente mala experiencia con los enchufes en Madrid…

los enchufes y la lactancia materna estan en guerra

No había forma de encontrar un baño con enchufe ya que no me daba tiempo de buscar una sala de lactancia materna.
Al final encontré un baño de minusválido en el cuarto local que pregunté, que sí disponía de un enchufe añadido que me permitió sacarme leche… Intenté sacar más de un secador de manos, pero no hubo manera.

Hago el “Mea culpa” porque también se le pueden poner pilas al saca leches, pero es que se gastan muy muy rápido, pero desde luego que la próxima vez no me lo pienso.

Así que hoy hago varias reflexiones sobre mis incomodidades con la lactancia materna y el sacaleches.

lactancia materna con la ayuda indispensable del sacaleches

  • Un enchufe por lo menos en la sala de lactancia (Que no sea el del microondas o secador si no hay forma de desenchufarlos por favor).
  • Cargador para mechero de coche, aquí lanzó una idea a Medela…he estado buscando y hay alguno pero no es oficial y después de ver lo del Note 7…Casi mejor que me lo pienso 2 veces antes de usar un cargador no oficial.
  • Por mi parte pilas a toneladas para mis viajes sin niña y con mi inseparable sacaleches.

Ante todo debo decir que son anécdotas, pero que estoy encantada con mi sacaleches eléctrico, me apaño fenomenal y mi hija se toma la leche de teta estupendamente en bibe, asi que no puedo pedir más.

Feliz semana a todos.

Descubre el Método Vélaz

El Método Vélaz, es un método de ayuda integral en el postparto, en el que encontrarás la respuesta a tus preocupaciones y la ayuda especializada que necesitas para disfrutar al 100% de la maternidad.

Deja un comentario

cuatro + dieciseis =