Refuerzo Positivo y negativo…Nuevo podcast

Yolanda Velaz

Enfermera pediátrica y del trabajo con más de 15 años de experiencia.

El podcast de hoy es muy especial para mí, ya que te hablo de mi experiencia personal con el refuerzo positivo y negativo.

El lunes te hablé del vínculo afectivo y cómo influirá en el futuro de nuestros peques.

Que mis hijas estén preparadas psíquicamente para lo que la vida les depare, es un tema que me preocupa.

La importancia de una cabeza «Bien amueblada».

Es una expresión que he escuchado a lo largo de mi infancia y que ha marcado mi época actual como madre.

Quizás por eso intento trabajar día a día para mejorar, para ser lo que mis hijas necesitan.

Me gustaría que ellas tengan una infancia feliz, como la tuve yo.

Pero además que tengan la fortaleza suficiente para superar cada obstáculo que les depare la vida.

Una Misión complicada, pero en la que no pienso decaer, creo que la felicidad de nuestros hijos es la gran misión.

El refuerzo positivo y negativo.

Hace tiempo te hablé del refuerzo positivo, y te dí trucos y frases que te pueden ayudar en su implantación.

Objetivo para mamá: Mejorar en el refuerzo positivo

Pero hoy quiero contarte, mi experiencia…

Un ejemplo donde te demuestro el poder del refuerzo positivo.

De cómo se puede mejorar una situación compleja.

No te lo pierdas estoy segura que te encantará.

Transcripción del podcast:

Hola a todos hoy es 8 de noviembre y comienza otro episodio de Diario de una mamá cualquiera. El lunes en el blog te hablaba de la importancia del vínculo afectivo de un vínculo sano para que nuestros hijos gocen de una buena salud mental y hay una frase que me encantó que lo vi en un artículo que decía que:

los padres debemos poner los cimientos para que nuestros hijos se conviertan en personas felices y creo que ese es el objetivo de cualquier padre

Además de eso que que lo puedes encontrar en el blog hoy quiero recordarte la importancia del refuerzo positivo nuestros peques hace tiempo te hable de ello de hecho si pones en el buscador del blogs refuerzo positivo leerás un artículo que escribí a propósito de que una amiga mía que es psicopedagoga me mandó un artículo que me hizo recapacitar muchísimo sobre el tema en el que había una psicóloga que decía en una frase muy clara

si cada día corregimos 15 veces en negativo nuestros hijos y le decimos no otras 15 veces su saldo positivo en el banco de emociones

Y era nula esta frase me hizo pensar a ver cómo me había comportado yo con mi hija mayor en los días anteriores y cuántas veces le había dicho esto no le diré esto tampoco «que no, que te acabo de decir que no hagas esto» que no ha recogido cuántas veces repetir la palabra no y me encantó el el símil que hacía Elena Roger hacia el tema del no y las emociones no y me pareció muy muy muy muy bonito y te lo voy a contar y es que a todos nos gusta tener dinero en el banco eso significa que podemos irnos de vacaciones que podemos comprarnos el vestido que nos gusta o darnos un pequeño capricho en definitiva y soñamos con posibles cosas que podemos hacer con ese dinero y eso nos produce una felicidad y una satisfacción.

A nuestros hijos les pasa exactamente igual, pero vamos a sustituir el dinero por emociones y también seguridad en sí mismos si únicamente corregimos lo negativo y no encendida y no incentivamos lo bueno jamás van a tener un saldo positivo en el banco no en el banco de las emociones lo del dinero, pero mira fíjate, en esto es muy diferente decirle a tu peque no has hecho bien este trabajo ves que te ha salido aquí en esta zona a decirle estoy segura que lo puedes hacer muchísimo mejor cariño sigue practicando y lo conseguirás ya solo con el tono de que él no da un tono negativo y bueno siempre hay formas de decir lo mismo con un refuerzo positivo de hecho es que las dos frases se refieren a lo mismo pero a ti no te da la misma sensación al escucharlas verdad pues lo mismo pasa con muchas otras cosas el otro día pensaba que que cuando elegimos el colegio de nuestros hijos en el caso el de mi hija mayor yo tuve en cuenta determinadas cosas pero otras no las tuve en cuenta a veces pensamos más en nuestra comodidad lógicamente en que esté más cerca de casa o en que el autobús le recoja cerca de donde vivimos y bueno pues es que al final somos padres trabajadores y tenemos unos horarios muy complicados y te intentamos simplificar un poco nuestra vida no nuestro la vorágine del día a día pero después de 3 años de colegio de mi hija mayor me doy cuenta que hay cosas de vital importancia que no tuve en cuenta cuando elegir una guardería y o cuando le he el colegio el tema del colegio tenido muchísima más suerte que con la guardería bueno y

hoy quiero hablarte de un tema que ya te he hablado más veces pero no te he contado quizás esto de la forma que te lo voy a contar hoy ya sabrás que mi hija mayor come fatal hola Tía te echo muchísimo mejor que antes y ese que soy un poco pesada con este tema pero pero es que hay muchas mamás que me escriben angustiadas no sé lo que es tener un hijo que no come prácticamente de nada y no me sirve el ejemplo de que es que en casa no sé cundirá con el ejemplo porque es que nosotros comemos y no podemos comer más variado porque en fin vivimos en una comunidad autónoma donde la verdura es fantástica y en mi casa se come verdura se come fruta y se y se come carne pescado o sea que que no es el caso pero sí que es verdad que esto lo que te voy a contar hoy a mí me hizo recapacitar mucho sobre todo lo que se puede conseguir con el refuerzo positivo no simplemente que te digan es muy diferente que te digan tú ya te das cuenta al escuchar una frase si tiene refuerzo positivo o no

pero cuando lo ves en tu propia en tu propia casa con un ejemplo gráfico te das cuenta de hasta donde pueda llegar esto y eso es lo que quiero que veas hoy mi hija no comió absolutamente nada durante su primer año de guardería cuando digo nada es nada pague el comedor mes a mes íntegro pero no te creas tú que me hacían un descuento me cogiese la cuchara y cuando llegara a recogerla y veía el casillero de los «happys» de la comida vacíos que cuando llegaba a recogerla la profesora no te no estaba allí para decirte de hecho muchas veces la tarea está en el comedor ni siquiera estaba para contarte pero bueno ahí había una gráfica en la que mi hija en vez de tener un happy tenía una raya implicaba que el primero raya no la había probado segundo raya no la había probado y alguna vez rara vez en el postre aparecía la palabra poco eso es lo máximo que yo viví en en la guardería en la guardería decidieron que lo que había que fomentar en mi hija de la Independencia que ella fuera capaz de comer sola le ponían un tiempo o malo diferencias que mi hija no cogía ni el cubierto para probar el plato cuando se acaba el tiempo le retiraban la comida y ya está me decían que que claro que no le diera mucho de merendar porque entonces lo que hacía la niña era sobrevivir con el desayuno que era muy abundante lógicamente y que luego no comía absolutamente nada durante las 7 horas que estaba allí probé de todo porque desde luego que fui una madre más qué obediente no me pueden decir que no les hice caso absolutamente en todo porque así lo hice para poder decir que algo no funciona primero tienes que probarlo y aunque no estaba de acuerdo en muchas cosas decidí escuchar al psicólogo de la guardería a la directora a todo el mundo e hice exactamente lo que ellos me dijeron resultado la niña no comió ni un día no merendaba gran parte de los días porque lógicamente al final no le dábamos ni de merendar para que luego tuviese hambre y cenar a bien y como decían que en casa teníamos que hacer lo mismo que hacía en el colegio en la guardería perdón se acababa el tiempo y mi hija se iba a la cama sin cenar doy fe que que una niña puede sobrevivir con un buen desayuno y merendando un día sí y otro día no fue un año duro durísimo y sinceramente siento decir que encima no sirvió absolutamente de nada.

Así que imaginaros cuando llegó el primer día de colegio cuál era mi preocupación imagínate el trauma que mi hija tenía cuando llegaba la hora de comer la profesora de su primer año de infantil me decía que en el momento en el que cogían los los baberos para hacer fila para ir al comedor mi hija y hacía pucheros o será un verdadero drama para ella era horrible que llegase la hora de comer bueno pues fueron capaces de darle la vuelta al problema cómo cómo crees que le dieron la vuelta de problema con refuerzo positivo primero lógicamente le ayudaron a comer cosa que en la guardería se centraron en fomentar la independencia y no ayudarle absolutamente nada era lo mismo que habíamos vuelto a hacer en casa en el verano volvemos a ayudarle a incentivar y ahí como como podíamos y pero durante el periodo de guardería nos dijeron que ni hablar y fuimos obedientes el Papa y la mama ya me animado muchísimo en el comedor del cole diciéndole que su fuerza valía la pena le premiaba and Company que le encanta el pan si llega el pan si veían que se esforzaba y probaba aunque sea a las los diferentes platos que que había y eso para ella ya era una victoria cuando comió su su primer plato entero le hicieron una medalla que le pusieron delante de toda la clase en la que ponía que Leire era una campeona que mira lo que había conseguido que era fantástico bueno no ha dejado de mejorar mes a mes año año y aunque lógicamente estamos lejos de comer de todo en cantidad es suficiente la mejor ha sido espectacular y para mí hay dos cosas que que que han marcado la diferencia entre bueno entre las entre las directrices que tuvieron en la guardería y las que han tenido el colegio número 1 el refuerzo positivo frente a la independencia creo que hay que analizar cada caso de forma individual Iván orar las necesidades de cada niño yo creo que no debe ser tan importante la independencia porque tarde o temprano todos los niños comenzó niño que con 3 o 4 años o 5 no, solo y quizás no es necesario que la haga con dos o quizás mi hija no estaba preparada para hacerlo con 2 por otro lado la diferencia que yo también eh notado importantes en el feedback entre la profesora y los papás hemos trabajado en equipo durante estos 3 años contándonos lo todo mail a mail había veces que había más de 3000 semanales con lo que la niña comía la niña hace nada le sacaban incluso fotos que luego para que luego le enseñas hemos en casa y de incentivos hemos sobre ello y así veíamos lo que lo que había que mejorar y lo que había que seguir bueno trabajando de esta forma mi hija fue consiguiendo medallas y bueno no fue una imposición de una teoría que que no funciona ningún momento como el caso de la guardería sino con refuerzo positivo nos ha llevado a que mi hija prueba de todo es que hoy se sienta a la mesa y cuando nos ve comer de me dice mamá me dejas probar sí por supuesto cariño prueba eBay aprueba que a veces le gustan cosas a veces le ves que hacer haz el esfuerzo de probar y creo que que esto que te estoy contando hoy esta experiencia este caso y que además lo he vivido en mis propias carnes te puede ayudar sobre todo si si tienes en casa un niño que no come del todo bien yo la verdad que que probé de todo me vi desesperada y te puedo decir que el poder del refuerzo positivo y ha sido impresionante en este caso así que te animo a que lo pruebes en cualquier tipo de talón de Aquiles que pueda tener tu tu pequeño así que espero que te haya gustado el podcast de hoy con una reflexión sobre este tema y nos vemos la semana que viene un abrazo enorme.

LA AYUDA QUE NECESITAS EN EL POSTPARTO Y CRIANZA DE TU BEBÉ

El Método Vélaz, es un método de ayuda integral en el postparto, en el que encontrarás la respuesta a tus preocupaciones y la ayuda especializada que necesitas para disfrutar al 100% de la maternidad.

Deja un comentario

19 + 5 =