portada

El chupete gana la batalla…

Yolanda Velaz

Enfermera pediátrica y del trabajo con más de 15 años de experiencia.

¿Estás embarazada?

DESCUBRE LAS GUÍAS Y VIDEOS QUE HE CREADO PARA AYUDARTE en función del trimestre en el que te encuentres

3 meses me ha costado que mi hija pequeña coja el chupete. En esta vida a veces lo mejor no da la felicidad pero lo más práctico ayuda y mucho.
Cuando doy alguna charla de maternidad siempre te digo lo mismo, no hay una ciencia exacta para la maternidad, lo importante es que tu peque y tú os conozcáis y aprendáis a convivir y a disfrutar juntos.
Esto es como cuando uno empieza a convivir con otra persona y cada una hace las cosas de una forma y llega un momento en el que hay que buscar una forma neutral de hacer las cosas para que la convivencia sea cómoda y feliz para todos.
Cada niño es diferente, los hay muy fáciles de llevar y los hay muy muy complicados…Tuve una compañera que me decía que lo importante es analizar al peque y buscar la forma en la que puedes “Llevártelo a tu terreno”.
Con llevárselo a su terreno se refiere lógicamente a intentar dormir el mayor tiempo posible y adaptarse a la nueva vida en familia.
Hay peques que son una maravilla, comen, duermen y no te enteras de que existen…Luego están los “Niños guindilla” que no duermen ni de día ni de noche y no aguantan más de 2 minutos en el mismo sitio…Luego ya hay los términos medios.
Para mí el chupete es un gran aliado…Un aliado que luego ya pensaré cómo quitar, pero que los primeros meses en el caso de mis hijas ha sido una mejora importante en mis horas de sueño. En Francia no está tan bien visto como en españa, pero en mi caso, el chupete ha sido de gran ayuda.
Con Leyre me costó que cogiera el chupete. Es verdad que al principio me gusta esperar un poquito a que la lactancia materna esté bien instaurada, pero a mi hija mayor le daba un asco tremendo, probé varios modelos, formas, materiales…Dentro de utilizar chupetes ortodónticos probé varias Marcas y la verdad que conseguí mi objetivo en poco tiempo. Sí que es verdad que me vomitó varias veces pero yo creo que para los 2 meses ya utilizaba el chupete con normalidad.

Lo de Valentina ha sido un pulso en toda regla…Pero al final ha ganado el chupete

He tirado la toalla varias veces, cansada de que me vomitara después de haberle dado el pecho.
Luego probaba sólo antes de darle de comer para ver si conseguía que succionara el chupete, en ese aspecto a veces quería y a veces no. La inestimable ayuda de su tía Marian, la abuela Mamen (Que como yo le digo mi hija tiene la suerte de tener 3 abuelas) y la abuela Charo ha sido definitiva.

el-chupete
Con casi 4 meses puedo decir que mi hija ya quiere el chupete. Quizás alguien me puede leer y le parezca una locura insistir tanto si no lo quiere…Pues mira esto es como todo, yo no conseguía dormir más de dos horas seguidas porque mi hija es bastante ansiosa, necesita succionar para calmarse y como no había forma con el chupete, no me quedaba otra que darle el pecho para dormir, que durante el día me encanta, pero cuando noche tras noche no descansas y a la mañana siguiente tienes que hacer cosas, atender a tus hijas y demás…
Ahora me despierto un par de veces por la noche, hay noches que más y otras que menos, pero el chupete le calma, puede dormirse sola y a veces aunque se despierte sólo tengo que ponerle el chupete y se vuelve a dormir. Mi calidad de vida ha mejorado mucho, porque iba zombie por la vida…He probado varios antiojeras y bolsas, pero vamos con las mías no había arreglo que sueñoooo.
Hay niños que no necesitan tanto el chupete, pero hay otros como mi hija que necesita succionar a todas horas que es una gran herramienta. A mí me gusta quitar el chupete pronto eso sí pero a mí :

El chupete me ha quitado las bolsas y ojeras que no ha conseguido la mejor cosmética del Mercado.

Chupete-mam-silicona
He probado muchos chupetes diferentes y mi hija hubiese sido una de esas niñas que “No quieren chupete” pero su madre ha sido muy muy pesada y al final lo hemos conseguido.
Mi experiencia me dice que cada peque coge mejor un tipo de chupete, pero con mi hija la técnica que me ha funcionado es la siguiente…
Primero el chupete recto de Mam de silicona, es el que menos arcadas le daba, y así conseguí que quisiera tener un chupete en la boca, aunque no acababa de acostumbrarse a succionar. Ha aprendido con el chupete de Nuk de látex, igual que su hermana, pero Leyre no necesitó periodo de adaptación, toleró el chupete Nuk desde el principio.

tipo-de-tetinas
Parece ser que puedo decir que en esta batalla ha ganado el chupete y la cabezonería de mamá. Ahora le resulta más fácil calmarla cuando me voy a alguna reunión y se la queda papá y por la noche mamá duerme mucho mejor.

¿Estás embarazada?

DESCUBRE LAS GUÍAS Y VIDEOS QUE HE CREADO PARA AYUDARTE en función del trimestre en el que te encuentres

Deja un comentario